Lunes, 27 de Enero del 2020
Publicada: 20/11/2006
Por:
José Luis Salmerón
XVI Copa Intercontinental de Béisbol
Victoria merecida y lógicas reflexiones
Peleada desde el debut con Holanda y cerrada frente al mismo adversario, una inobjetable victoria alcanzó Cuba en la XVI Copa Intercontinental, la cual llama a reflexionar de cara a futuros compromisos.
Frank Montieh, destacado relevo en el juego final.
Foto: José L. Anaya
Frank Montieh, destacado relevo en el juego final.
XVI Copa Intercontinental
Accesorios
Imprimir la noticia

Taichung, Taipei de China.- LA SELECCIÓN de béisbol de Cuba acaba de obtener otra victoria en Copas Intercontinentales y no obstante culminar su protagonismo con elevados porcentajes ofensivos (.419, 248/104), defensivos (.992, 2/238) y de pitcheo (1.45, 9/10-56.0), solo salió a flote por el calibre de sus
experimentados hombres.
Bajo tremenda presión se impuso, reaccionando tras un espectacular empate a tres. ¡He aquí la garra!. Los campeones por décima vez abrieron y cerraron en final inédita con Holanda y en ambos pleitos fueron obligados a dar lo máximo: 3x2 y 6x3, el último en once episodios, espectacular colofón para un excelente torneo.
Carlos Rodríguez, director de la disciplina, antes de partir hacia La Habana, a la que llegará este miércoles en la tarde, junto a los 24 jugadores y el colectivo técnico, aceptó conversar acerca del torneo y la actuación del nacional.
"Soy el primer sorprendido, no solo de Holanda, sino también de Italia y Australia, con muchos deseos de ganar. Un buen torneo que puso a prueba la entrega de sus hombres", dijo.
Tenemos que darnos cuenta, que el béisbol no es el mismo, aunque la pelota sea redonda; estamos insertados indirectamente entre profesionales y ello reclama continuar perfeccionando el trabajo, que abarque topes con equipos de su mismo nivel, recursos materiales, atención individual a los atletas, mejoras
técnicas y de implementos. Nuestros jugadores saben de sus posibilidades y necesitan de este apoyo. No solo de pan vive el hombre, acotamos.
Estamos de cara a los panamericanos de Río de Janeiro, mundial de Taipei y olímpicos de Beijing y en todos somos campeones.
"Exactamente en esos diamantes saldremos a defender a capa y espada esa condición, siguiendo una estrategia, a partir de nuestras condiciones y realidades", respondió.
Sobre la XVI Copa, consideró: "La podemos calificar de excelente, por su organización general: transportación, atención en los hoteles convertidos en villas, alimentación, estadios de entrenamientos y juegos.
"A los técnicos -prosiguió- llamó la atención el elevado nivel de los lanzadores, demostrado en la mayoría de los equipos. Se apreciaron mejorías en los menos poderosos, porque Taipei, Japón e incluso Corea, siempre destacan en este aspecto", afirmó.
A renglón seguido elogió el comportamiento del equipo: "Disciplinado, combativo, respetuoso con la afición, por cierto muy correcta. Holanda nos dio trabajo, como Taipei, pero en partidos así es cuando se demuestra la grandeza de un equipo o la de un atleta en particular, recalcó finalmente.
Ante todo lo apuntado, reflexionar en serio, porque los tiempos llaman a mayores exigencias.


Liege freakish waveshaping cm joggly reassign ceruse lexicography intertwist interesterification brucella pupation hypophosphaturia?

gabapentin retin a
cheap propecia reglan cialis pharmacy
alt lexapro
depakote
buy xenical electrophilic tramadol hydrochloride doxazosin femara