Domingo, 19 de Enero del 2020
Publicada: 05/06/2012 7:53:07
Por:
Béisbol Colaborador
Ecos LI SNB
Serpentineros más prominentes
Avileño Vladimir García, abridor por excelencia.
Foto: José L. Anaya
LI SNB
Accesorios
Imprimir la noticia

Por H. Romo Sigler, especial para www.beisbolcubano.cu
La Habana (5 jun).- AFORTUNADAMENTE no tendremos que esperar hasta el inicio de la próxima contienda doméstica para dar rienda suelta a la inapagable pasión beisbolera presente en la afición cubana.
De hecho el triunfo histórico de los “Tigres” avileños no solo llenó de júbilo a sus parciales en todo el país –Industriales, si bien el más seguido en el archipiélago, no es la única escuadra con simpatizantes fuera de sus predios provinciales-, sino que atizó la polémica en torno a qué estrategias deben seguirse en postemporada, fundamentalmente en el manejo del pitcheo.
Aprovechamos dicha querella, a sabiendas de que en las jornadas siguientes las deliberaciones tomarán como vértice la integración de los elencos que participarán en los compromisos internacionales pactados para el resto del año, para presentarles la relación de quienes consideramos los lanzadores más destacados de la campaña recién finalizada.
La nómina que sometemos al escrutinio de ustedes emerge, por la calidad de sus guarismos, de entre los 266 serpentineros que intervinieron de una u otra manera a lo largo de la justa. Como ocurre en cualquier certamen oficial las estadísticas compiladas pertenecen al calendario regular.
Hemos agrupado la selección considerando las diferencias entre abridores y relevistas. Ojalá tal ordenamiento contribuya al debate respetuoso y encendido, de donde siempre brotarán las decisiones de mayor calado.
Los 10 mejores abridores
1-Vladimir García Escalante. Equipo: Ciego de Ávila (WHIP: 1.08–Juegos Ganados: 14–Juegos Perdidos: 5–Entradas Lanzadas: 173.2–Average: 201–Promedio de Carreras Limpias: 1.71–Hits: 119–Ponches: 101–Bases por Bolas: 68)
El desempeño del “Cañón de la Trocha” resultó de otra galaxia, sobre todo luego de las primeras seis semanas del campeonato. A tal extremo que desde que cayó ante Artemisa el 26 de enero, derrotado por Yadier Pedroso, comenzó a hilvanar su cadena de 15 éxitos consecutivos, cinco de ellos en los play off, que lo convirtieron en un lanzador invencible. Proseguir esa seguidilla seguramente lo motivará en la Serie 52, aunque todavía permanece distante del récord establecido por Lázaro Valle Martell, el “Supersónico de La Habana Vieja”, quien entre 1988 y 1989 consiguió 25 sonrisas sucesivas. Con su demostración fenomenal Vladimir respondió con creces a su inesperada exclusión el pasado año del conjunto que nos representó en la Copa Mundial de Panamá y los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Su triunfo el domingo 21 de abril ante Cienfuegos, en el propio cuartel general de los “Elefantes” sureños, 3x2, propició que Ciego clasificara a la disputa de la corona que, finalmente se ciñeron el 28 de mayo. La inmensa mayoría de sus decisiones se produjeron por una anotación, obligándolo a trabajar todo el tiempo con máxima concentración. Completó 11 desafíos, lo que no deja margen especulativo en cuanto a la fortaleza de su brazo. Hace unos años era esencialmente un serpentinero con velocidad temible hoy, para alegría del público, es un señor pítcher.
2-Yadier Pedroso González. Equipo: Artemisa (WHIP: 1.01–JG: 10-JP: 6-EL: 129.1-AVE: 210-PCL: 2. 64-Hits: 97-SO: 128-BB: 34)
En mi opinión, coincidentemente con la de miles de cubanos, el artemiseño es, al menos desde el 2009, nuestro principal as en la novena nacional. Contradictoriamente, los técnicos han decidido utilizarlo como apagafuegos. En ese sentido considero que Pedroso debe encabezar nuestro staff en el III Clásico Mundial, con el objetivo de perfilar desde la arrancada una rotación que imponga respeto a los adversarios. Reza un viejo adagio que al “César lo que es del César”, y el ataviado con la camiseta 62 se ha ganado esa distinción. En época de Vinent, “Tati” Valdés o Vera esos espacios estaban claros y contribuían no solo a las lógicas jerarquías existentes dentro de las modalidades deportivas, sino a infundir al resto del colectivo seguridad en los eventos de primer nivel. Pienso que tales carencias han influido negativamente en los últimos años a la hora cero. El WHIP de Yadier no tuvo parangón entre los que trabajaron más de 96 entradas, con un fabuloso 1.01. Recetó a sus oponentes 128 ponches, cifra que también obtuvo Odrisamer, pero en 40 innings menos de actuación que el industrialista. Esa cantidad de estrucados hace que su frecuencia, por choques de nueve entradas, sea de 8.92, mientras que apenas regala en igual cantidad de episodios 2.37 boletos; es decir que por cada pasaporte de libre tránsito manda hacia la cueva con la cabeza gacha a 3,76 bateadores.
3-Ismel Jiménez (Santiago de Cuba). Equipo: Sancti Spíritus (WHIP: 1.11–JG: 17-JP: 5-L: 2-EL: 185-AVE: 245-PCL: 2.48-Hits: 167-SO: 119-BB: 39)
Muchos colocarían a Ismel en el primer puesto de este ranking y no les faltaría razón, lo que sucede que para mí, independientemente de sus 17 victorias, Vladimir y Pedroso tuvieron, en lo cualitativo, dígitos ligeramente superiores. Si la tanda gruesa ofensiva de los yayaberos hubiera asumido igual liderazgo que Ismel en los momentos cruciales, probablemente los “Gallos” fueran hoy los monarcas del patio. El trinitario, ya hablamos de la respuesta de Vladimir, brindó una réplica magistral luego de que fuera alejado del elenco antillano que el año anterior defendiera los colores patrios. Su proporción de 3.05 transferencias por ponches fue la quinta entre los abridores escoltando, además de Pedroso, a Alain Sánchez (3.53); Dalier Hinojosa (3.29) y Norberto González con 3.17. Ha crecido como monticulista, en gran medida porque no depende solo de su velocidad. Lo necesitamos, por la ecuanimidad con la que mezcla sus lanzamientos, en los torneos de mayor alcurnia de los meses venideros.
4-Alain Sánchez Machado. Equipo: Villa Clara (WHIP: 1.10–JG: 12-JP: 3-L: 2-EL: 113.2-AVE: 249-PCL: 2.69-Hits: 106-SO: 67-BB: 19)
El muchacho de las “Naranjas” centrales se convirtió en verdadera revelación del campeonato. Es cierto que desde hace algún tiempo venía mostrando credenciales, pero ni remotamente a la altura de lo alcanzado durante los últimos seis meses. Tuvo tal limpieza su representación sobre el box que no pueden señalársele parámetros negativos; pues si bien le conectaron 10 cuadrangulares, a Hinojosa, Julio Alfredo Martínez y Danny Betancourt le despacharon 11, al tiempo que al propio Ismel le desaparecieron la pelota en 12 oportunidades, aunque en 72 capítulos más que al villaclareño. Si en la etapa de preparación confirma lo conseguido desde el 28 de noviembre entonces ganaría inobjetablemente un puesto en el conjunto de las cuatro letras.
5-Odrisamer Despaigne Orué. Equipo: Industriales (WHIP: 1.16–JG: 13-JP: 8-L: 1-EL: 169.1-AVE: 218-PCL: 2.60-Hits: 131-SO: 128-BB: 66)
Su condición de jerarca de los “Leones” de la capital hace que todas sus actuaciones sean objeto de atención preferencial por los aficionados. Este año, enfocado por entero en su alta responsabilidad dentro de la tropa azul, se comportó como un estelarísimo sobre la lomita. La experiencia anterior como relevista, y las horas de vuelo ganadas como abridor, lo han transformado en uno de los cinco serpentineros más completos del momento. Está acostumbrado a jugar ante decenas de miles de espectadores (ya sabemos que el Latinoamericano es un estadio respetado a escala planetaria), lo que sin dudas lo ayudó a perfeccionar su estilo, convirtiéndolo de paso en lanzador temido por el resto de los elencos. El año pasado asistió al Torneo del ALBA organizado en Caracas. Este ya reservó pasaje para la justa principal, antesala de su indiscutible presencia en el gran concurso de marzo del 2013.
6-Erlys Casanova Callaba. Equipo: Pinar del Río (WHIP: 1.12–JG: 10 -JP: 7-EL: 111.2–AVE: 224-PCL: 2.50-Hits: 90-SO: 79-BB: 35)
Su demostración representó una de las noticias más reconfortantes para los vueltabajeros, desconsolados por su ausencia de la fiesta final luego de la copa conquistada en la Serie de Oro. El fornido lanzador no creyó en la condición de favoritos otorgada a otros compañeros del cuerpo de pitcheo pativerde, y salió a realizar su trabajo con la consistencia de un establecido. Procedente de una familia relevante dentro del pasatiempo nacional, ha ido escalando posiciones en el período reciente dentro de la tropa occidental. Ahora, para beneplácito de los que siempre elogiaron sus potencialidades, parece que dio el salto definitivo que lo sitúa en la órbita de la Comisión Nacional.
7-Jorge Alberto Martínez Roque. Equipo: Matanzas (WHIP: 1.16–JG: 11-JP: 5-L: 4-EL: 125.2-AVE: 230-PCL: 2.94-Hits: 109-SO: 79-BB: 36).
Algunos incrédulos, que nunca faltan, pensaron que el ritmo establecido por el yumurino durante la primera mitad del torneo le pasaría factura en las postrimerías de la justa. El número 36 de los “Cocodrilos” se encargó de demostrarles la equivocación, obteniendo cuatro éxitos en la postemporada. En la campaña regular fue todo el tiempo la voz cantante del pitcheo yumurino, junto a Yohán Hernández, quien no pudo sostenerse en la recta conclusiva de la contienda. Jorge Alberto se comporta desde la colina de los martirios con la elegancia de una figura de renombre, capaz de combinar su amplio repertorio empleando distintos ángulos de salida para cada envío. Ese arsenal contrarresta la carencia de una recta por encima de 90 millas. Es uno de los tantos ejemplos existentes, en cualquier latitud, de que lo esencial para un serpentinero es la habilidad con la que entrelace, bordeando constantemente las esquinas, las serpentinas que comparte con su receptor. Creo que su sólida manifestación le abre paso al elenco de vanguardia nacional y, de paso, le remite un mensaje a los especialistas a no inclinarse casi exclusivamente por los hombres ultraveloces. En resumidas cuentas pitchear no es una competencia para romper los velocímetros.
8-Norberto González Miranda. Equipo: Cienfuegos (WHIP: 1.20–JG: 13-JP: 8-L: 1-EL: 159-AVE: 275-PCL: 3.00-Hits: 167-SO: 76-BB: 24).
El constante desdoblamiento de los últimos años entre abridor, relevista y cerrador lo consolidan como uno de nuestros serpentineros más versátiles. Norberto, a no dudarlo, es un todo terreno con similar efectividad en cualquiera de estas funciones. A los 33 años se le ve con suficiente combustible para continuar aportando en la escuadra puntera de nuestro país. Nunca lo acompañó una recta de humo pero siempre ha sido ponchador, entre otras cosas por la manera en que alterna sus envíos laterales, sorprendiendo permanentemente al bateador con la bola que no espera. Quizás el único aspecto negativo de esta serie fue que le conectaron 45 extrabases, 35 de ellos biangulares.
9-Leandro Martínez Figueredo. Equipo: Granma (WHIP: 1.25–JG: 11-JP: 4-EL: 113.1-AVE: 280-PCL: 2.62-Hit: 119-SO: 43-BB: 22).
El granmense tuvo, a todas luces, su temporada consagratoria erigiéndose con ella en piedra angular para la clasificación de los “Alazanes”. Esta es apenas su quinta incursión en la cúspide de la pelota cubana. Es uno de los tantos ejemplos que ratifica cómo se produce un crecimiento en los atletas cuando reciben plena confianza de sus entrenadores. En su caso en cada comparecencia reconoció el apoyo recibido del mentor Indalecio Alejandrez. Por su sistema de trabajo puede aportar mucho en la preparación de cara al Clásico, e incluso conformar el róster para ese evento si mantiene la consistencia de esta campaña.
10-Yoelkis Cruz Rondón: Equipo: Las Tunas (WHIP: 1.23–JG: 13-JP: 6-EL: 167.0-AVE: 2261-PCL: 3.72-Hits: 166-SO: 94-BB: 40)
Hay peloteros cuya voluntad inquebrantable los coloca, pese a incomprensiones temporales, en un lugar privilegiado dentro de la preferencia de los espectadores. Al igual que antes Alexander Ramos, Romelio Martínez, Lázaro Junco, Fausto Álvarez, Lázaro de la Torre o Evenecer Godínez, entre decenas de destacadísimos jugadores que se ganaron el reconocimiento, hoy el majibacoense Cruz multiplica el respeto conquistado desde hace varias campañas, principalmente por su combatividad dentro del diamante. A Yoelkis, como le ha sucedido a un sinnúmero de serpentineros con condiciones, le ha tocado lanzar para un conjunto cuyo sexto lugar del presente año es lo más relevante de toda su historia. Vale la pena aclarar, sin embargo, que los actuales “Leñadores” concitaron admiración por superar su esquema de juego circunscrito al bateo de largometraje, para entregarnos un desempeño dinámico que privilegió la velocidad en función de la ofensiva. A un hombre de la vergüenza de Cruz lo quiero perpetuamente en mi equipo.
Igualmente se destacaron desde la responsabilidad de iniciadores para sus conjuntos, sin que aparezcan aquí necesariamente en orden honorífico, el yumurino Yohán Hernández (11 JG y 3 JP); el cienfueguero Noelvis Entenza (11 y 7); el espirituano Ángel Peña (11 y 4); el agramontino Vicyoandri Odelín (10 y 4); el guantanamero Dalier Hinojosa (9 y 7); el holguinero Raimar Navarro (11 y 9); el santiaguero Danny Betancourt (10 y 6); el villaclareño Freddy Asiel Álvarez (7 y 5) y los pinareños Yosvany Torres (9 y 12) y Vladimir Baños (7 y 6).
Los cinco relevistas más destacados
Es válido aclarar que no establecimos una línea divisoria —debe ejecutarse a la hora de conformar un preselección donde cada cual tenga claro el rol particular en el que será utilizado dentro del esquema competitivo general—, entre los llamados relevistas intermedios o “caminadores” y los muy publicitados, dentro del béisbol rentado, cerradores o “matadores”, teniendo en cuenta su empleo en el epílogo de los choques. En el quinteto que les proponemos aparecen exponentes de cada concepto, cuya labor resultó vital para las aspiraciones de sus respectivos elencos.
1-Pablo Millán Fernández Rojas. Equipo: Holguín (WHIP: 0.91–JG: 7-JP: 4-JS: 18-EL: 95.0–AVE: 197–PCL: 1.52–Hits: 63–SO: 70–BB: 23).
Lo del holguinero parece extraído de un pasaje de ciencia ficción de Julio Verne, o de las narraciones de Carpentier donde cobra vida el “realismo mágico” caribeño. Impresiona constatar que un exintegrante de la selección juvenil nacional, lleno de oportunidades para sobresalir en nuestra Serie, se haya motivado por la función de cerrador. Honestamente pensé que, en casos de esta naturaleza, eso no sucedería en lo adelante cuando el artemiseño Miguel Lahera y el avileño Vladimir García abandonaron esas misiones originales para dedicarse por entero a las aperturas. La razón no escapa a nadie: la ausencia consuetudinaria en los elencos supremos de quienes se dedicaban a socorrer a los que tiraban las primeras bolas. Por fortuna Millán Fernández vuelve a convertirse en motor impulsor para el desarrollo de esta especialidad, justipreciada en la Major League Basseball (MLB) desde los albores de la década del 70 de la pasada centuria. Pablito es un diamante en bruto al que tenemos que pulir sin desesperos ni excesos. Por la valía de su demostración, y por las condiciones que posee por arrobas, es uno de esos casos que merece contar con planes de entrenamientos diseñados con la participación de los expertos de la Comisión Nacional.
2-Joel Suárez Hernández. Equipo: Matanzas (WHIP: 0.99–JG: 7-JP: 3-JS: 1-EL: 89.0–AVE: 201–PCL: 3.03–Hits: 66–SO: 62–BB: 22).
Probablemente, muchos aficionados se sorprendan por la presencia en este sitial del yumurino pero, si se fijan detenidamente en su performance, comprenderán por qué es merecedor de tan alta ubicación. El espigado lanzador, identificado por el dorsal 25, fue apareciendo sin muchas pretensiones dentro del esquema trazado por el mentor Víctor Mesa hasta que, a fuerza de actuaciones impecables, se convirtió en actor protagónico para la aguerrida legión matancera. Aunque no acumuló las entradas reglamentarias para optar por liderazgos, apenas le faltaron siete episodios de trabajo, fue el único —además de Millán Fernández— con un WHIP inferior a 1; lo que expresa a las claras su dominio frente a las artillerías rivales. Mantuvo también excelente control, así como una envidiable proporción de 2.82 ponches por cada boleto conferido. En los play off (ratificamos que independientemente de utilizar diversas referencias a esa parte decisiva de la competencia los resultados allí conquistados no pesan para las evaluaciones del cronograma regular), se le vio con la misma efectividad de la clasificatoria, lo que le ganó la predilección de su cuerpo directivo para convocarlo en situaciones embarazosas, de las que salió como un consagrado. Recomiendo que no perdamos de vista al habitante de Limonar —¿significará alguna premonición el respeto de Suárez por su coterráneo Javier Sotomayor, el “Príncipe de las Alturas”, empedernido defensor de los inquilinos del Victoria de Girón, y a quien fui testigo le solicitó el lanzador más de una fotografía?— durante las venideras confrontaciones.
3-Danny Aguilera Rives. Equipo: Isla de la Juventud (WHIP: 1.22–JG: 3-JP: 4-JS: 27-EL: 70.2–AVE: 250–PCL: 2.17–H: 62–SO: 43–BB: 24).
El pinero fue el gran ausente del Juego de las Estrellas, celebrado en Matanzas, al quedar excluido por el sistema de votación. Es uno de esos exponentes de los que en buen cubano decimos “No moja pero empapa”. De principio a fin de la contienda se mantuvo como cerrojo para la tropa de “Mandy” Johnson con la que, no es un secreto para nadie, resulta sumamente difícil descollar, máxime cuando la bujía natural del conjunto, Michel Enríquez (al que en los predios del Cristóbal Labra llaman con acierto el “Súper 12” de la pelota actual) estuvo fuera del ruedo por la operación en una de sus rodillas. No obstante a los contratiempos, Aguilera consiguió igualar el tope de salvados para un certamen, en poder del sureño Duniel Ibarra desde el año anterior con 27. Actitudes como las de este laborioso pelotero tienen que ser premiadas de la mejor manera en que desea un deportista: convocándolo a los entrenamientos para escoger al trabuco nacional. Siempre se recordará como un acto honorable la inclusión de Yolexis “Machete” Ulacia en la formación que nos defendió en el Foro Sol del Distrito Federal mexicano y el Petco Park de San Diego, durante las jornadas del II Clásico Mundial.
4-Duniel Ibarra López. Equipo: Cienfuegos (WHIP: 1.28–JG: 3-JP: 5-JS: 22-EL: 56.2–AVE: 279–PCL: 2.70–H: 58–SO: 32–BB: 14).
El pequeño lanzador —el pasado 2 de junio cumplió 33 años— no impresiona por su velocidad pero, a esta altura nadie debe dudarlo, es una máquina de tirar strikes con impresionante eficiencia en la misión de preservar la ventaja otorgada por sus compañeros. Es cierto que allende los mares el perfil de los cerradores se aparta de las características de Ibarra o Aguilera —guarda estrecha relación con las demostraciones de Lahera y Vladimir antes y con la de Millán ahora—, pero mientras ellos sean certeros no pueden descartarse simplemente debido a que no encajan en el prototipo internacional. De atrincherarnos en esos posicionamientos olvidaríamos que Mireya Luis fue la atacadora más espectacular en el orbe de su generación, y una de las más grandes de cualquier tiempo, con solo 1,74 m de estatura; o que el “Pibe de Oro” Diego Armando Maradona y Leonel la “Pulga” Messi no rebasan los 1,67 m y cautivan, el 10 del Barcelona nos encantará con su magia durante muchísimos años. En otras palabras, los resultados deben marcar la pauta y no concepciones prestablecidas.
5-Yoanni Yera Montalvo. Equipo: Matanzas (WHIP: 1.45–JG: 10-JP: 3-JS: 0-EL: 79.2–AVE: 274–PCL: 3.50–Hits: 83–SO: 69–BB: 32)
De las 38 incursiones del fibroso zurdo matancero (nacido el 18 de octubre de 1989) solo 5 fueron como abridor. Inicialmente el cuartel general de la “Atenas de Cuba” lo quería para que se enfrentara a los bateadores de su mano pero después, en ese constante experimento en que se ven envueltos los managers debutantes, Víctor le asignó mayor responsabilidad. A pesar de su baja estatura la bola le “camina” sobre las 90 millas, lo que unido a su condición de siniestro hace más compleja la tarea de conectar sus envíos. Es un muchacho corajudo, quiero en mi escuadra a todos con esos atributos, que necesita sin embargo actuar de manera menos temperamental en determinadas circunstancias, para no apartarse de su tarea fundamental desde la lomita. También debe aprender que no se tira inmisericordemente a la inicial cuando esta se encuentra ocupada —lo que en modo alguno entraña plantear que se despreocupe del corredor—, porque tantos lanzamientos salvajes al final atentan contra su propósito de concluir exitosamente la entrada. Seguro no olvidará las veces que Yulieski Gourriel lo “sacó” de paso desde el primer cojín durante los cuartos de final. Tiene madera para brillar no solo con los “Cocodrilos”. Me imagino José Ribeira y Alfredito García, entrenadores de pitcheo de la alineación occidental, están pensando en grande con él de cara al venidero torneo de casa.
Otros que llamaron la atención en los momentos finales de los desafíos fueron el granmense Alexei Alarcón (10 JG, 2 JP y 2 JS); el camagüeyano Frank Madan (8, 6 y 2); el tunero Carlos Juan Viera (7, 3 y 2); el industrialista Antonio Romero (6, 3 y 8); el mayabequense Lenier Rodríguez (7, 7 y 12); el matancero Félix Fuentes (2, 5 y 9) y el pinareño Jesús Guerra con 4 ganados, 5 perdidos y 16 salvamentos.
(Editado por Antonio Díaz Susavila).
Nota: Lo que aquí aparece es criterio del colaborador.









how women cheat women cheat on men percentage of women who cheat
all women cheat find an affair how many people cheat
all women cheat why do women cheat how many people cheat
married and want to cheat reasons why women cheat why do husbands cheat
cheats link reason women cheat
click here why do men cheat wife cheated
why women cheat in relationships reasons wives cheat on husbands husband cheat
reasons wives cheat on their husbands click I cheated on my husband
all wives cheat reasons women cheat why do husbands cheat
My husband cheated on me how many women cheat women love to cheat
lilly cialis coupon coupons for prescriptions prescription card discount
lilly cialis coupon prescription drugs coupons prescription card discount
aspiration abortion cost open how to get the abortion pill
cialis coupon cialis coupon cialis coupon
 
 
Juego de las Estrellas
 
© 2004 - 2020. BeisSoft v10.1.1 y - CINID. Todos los derechos reservados