Domingo, 19 de Enero del 2020
Publicada: 05/06/2012 8:02:40
Por:
Béisbol Colaborador
Ecos LI SNB
Los bateadores más integrales
Cienfueguero José Dariel Abreu comandó a los bates calientes.
Foto: José L. Anaya
LI SNB
Accesorios
Imprimir la noticia

Por H. Romo Sigler, especial para www.beisbolcubano.cu
La Habana (5 jun).- YA SABEMOS —si bien es asignatura pendiente para varios directores empecinados en triunfar mediante estacazos descomunales de sus bateadores y velocidad supersónica de los serpentineros—, que el béisbol es una manifestación atlética donde cada pieza del conjunto complementa al resto del engranaje.
Su esencia, no lo dude nadie, radica en la sincronización entre integrantes de la escuadra en los diferentes aspectos de juego. Para obtener la victoria en él, más que el estrellato parcelado en algún pilar de este deporte, es imprescindible alcanzar correlaciones cimeras entre cada faceta dentro del diamante.
La pelota posee tal belleza que no puede reducirse exclusivamente a conexiones por encima de las cercas o a representaciones de renombre desde la colina de los martirios.
Dicho esto les proponemos contemplar (avivando la polémica justo ahora que se han dado a conocer los integrantes del Todos Estrellas), los peloteros más útiles para sus elencos con el madero, empleando para la selección el coeficiente del Bateo Integral y Oportuno para el Equipo (BIOPE), conocido por su sigla en inglés: OIP.
1. José Dariel Abreu Correa (No. 79-Edad 25 años-Batea Derecha-Tira Derecha-Series Nacionales 9–Peso: 115 Kg-Talla: 1.90m-Municipio Cruces –H: 111-Ave: 394-OIP: 888).
Algunos escépticos pensaron que los dígitos galácticos conseguidos en la temporada 2010-2011 por “Pito” eran obra de la Mizuno 150. Estuvo tan desbordado el sureño en la Serie 50 que implantó marca planetaria para cualquier circuito, con más de 200 turnos oficiales, en cuanto a frecuencia de cuadrangulares, al conectar 33 vuelacercas en 212 visitas al plato.
De esa manera envió una pelota a la calle cada 6,42 VB, superando la periodicidad obtenida por Barry Bonds en el 2001, con los Gigantes de San Francisco de la Liga Nacional de las Grandes Ligas estadounidense, de 6,52 producto de sus 73 estacazos en 476 turnos.
La representación confirma que el inicialista de los “Elefantes” es uno de los tres sluggers más temidos del último cuatrienio al que todavía le falta abrir, con toda la potencia de sus muñecas, las turbinas a nivel internacional.
Ausentarse del último choque del calendario regular le impidió convertirse en el cuarto hombre con más de 100 impulsadas en una temporada (finalizó con 99), escoltando las 111 de Bell en la 47 serie y las 105 de Yulieski en la 49 y de Despaigne este año. Tuvo un porcentaje de embasado estratosférico de 542.
2. Alfredo Despaigne Rodríguez (No. 54–Edad 25 años–Batea Derecha–Tira Derecha-Series Nacionales 8–Peso: 92 Kg–Talla: 1.74 m–Municipio Contramaestre–Hits: 112-Ave: 326-OIP: 819).
El performance del “Alazán Mayor” desde la Serie 48 resulta simplemente fenomenal. Creo que los santiagueros que abarrotan cada mañana la emblemática Plaza de Marte, jamás se resignarán —como no lo hicieron nunca los fanáticos de Boston cuando “Babe” Ruth fue traspasado, con posterioridad a la temporada de 1919, a los archirrivales “Bombarderos” del Bronx neoyorquino— al hecho de que Alfredo no vista la franela roja y blanca. Por fortuna para el béisbol cubano, la Ciudad Monumento acogió como hijo adoptivo al joven de Contramaestre, marginado en las categorías menores en su terruño natal, supuestamente por su baja estatura. Estoy seguro que aquellos técnicos lamentaron su error con especial nitidez, al observar a Despaigne establecer en el 2009, a sus 23 abriles, la imborrable plusmarca para Copas del Mundo de 11 bambinazos. Su cota de 36 cuadrangulares está en peligro (si se mantiene el formato actual de la Serie), entre otras razones por su constante capacidad de superar la frecuencia de despachar bolas por encima de las bardas. Los cinco “macanazos” que consiguió frente a Villa Clara y Ciego de Ávila en los play off elevaron su producción de jonrones a 41. De esta forma se erigió en el quinto bateador con más de cuatro decenas de estacazos supremos en un año beisbolero, ya que antes lo alcanzaron Orestes Kindelán, Romelio Martínez, Pedro José Rodríguez y Joan Carlos Pedroso.
3. Alexei Bell Quintero (No. 88-E. 28-Batea Derecha–Tira Derecha-Series Nacionales: 11-Peso: 81 Kg-Talla: 1. 73 m-Municipio: Santiago de Cuba–Hits: 91-Ave: 327–OIP: 751).
En lo personal no albergo dudas de que Bell ha sido, durante las últimas contiendas, uno de los cinco peloteros más completos de Cuba. Portador de todas las herramientas que buscan los entrenadores en los jóvenes para convertirlos en estrellas, ha conquistado guarismos de excelencia en cada faceta de juego. Algunos escépticos creyeron que su récord de 31 “bambinazos” en la 47 Serie, unido al de impulsadas antes mencionado, fueron acontecimientos fortuitos. El muchacho del Caney se ha encargado de acallar tales ideas con su desempeño en los diamantes. Sus 18 jonrones y 16 bases robadas lo consolidan como uno de los de mayor habilidad en ambos casilleros. Tengo expectación por el duelo planteado en ese sentido con Yulieski —apenas divulgado— de ver quién arriba primero al club de los 200 cuadrangulares y 200 almohadillas estafadas. El santiaguero acumula, en 11 Series, 140 Hr y 120 Br, mientras el espirituano atesora, en igual cantidad de eventos que el oriental, 233 Hr y 119 Br. A tan selecta asociación solo pertenecen en nuestros predios Víctor Mesa y Omar Linares.
4. Yulieski Gourriel Castillo (No. 10-E. 27-Batea: Derecha-Tira: Derecha-Series Nacionales: 11–Peso: 86 Kg-Talla: 1.83 m-Municipio: Sancti Spíritus-Hits: 104-Ave: 324–OIP: 732).
Los guarismos del “Fenómeno” Gourriel, año por año, son indiscutiblemente los más relucientes de la pelota antillana. Como demostramos hace unos meses en estas páginas es, junto al “Niño” Linares, el que mejor primera década consiguió en la historia del béisbol de casa. Si como esperamos se mantiene sano en las próximas diez contiendas, quebrará prácticamente todos los récords del archipiélago, poniéndole de paso la tarea difícil a Despaigne, que es el otro con similar proyección. Haber recuperado el interés por el robo de bases, como manera dinámica de ayudar a su elenco, fue una de sus grandes conquistas de estos meses. Tiene tal facilidad para arribar safe al próximo cojín con la velocidad de sus piernas, que ancla quieto el 76,28% de las veces que lo intenta, por mucho el de mayor efectividad de todos los tiempos en los torneos domésticos. Con 85 impulsadas y 22 jonrones se colocó tercero en esos dos departamentos, a continuación de Despaigne y José Dariel.
5. Yurisbel Gracial García (No. 47-E. 26-Batea: Derecha-Tira: Derecha-SN. 3-Peso: 82 kg-Talla: 1.73 m-Municipio: Limonar-Hits: 115- Ave: 328-OIP: 654).
El antesalista matancero se convirtió en uno de los pilares de la armada comandada por el “Mago” Víctor Mesa. Quizás a una parte de los lectores le llame la atención el escaño que ganó dentro de este ranking (especialmente teniendo en cuenta que los peloteros yumurinos eran prácticamente desconocidos para la inmensa mayoría de la afición), pero los que seguimos este deporte comprendimos desde la Serie 50, apenas su segunda incursión, que nos encontrábamos ante un portento beisbolero. Baste decir que en la campaña pasada despachó 20 cuadrangulares. En la presente anotó 84 carreras, tercero entre todos los concursantes, impulsó 68, conectó 15 “palos” de vuelta completa, recibió 49 pasaportes, estafó 12 bases, remolcó al 30,82% de los corredores que encontró en posición anotadora —subtitular en el rubro dentro de esta relación de vanguardia por delante de Abreu, Despaigne, Malleta, Rusney y otros muchos que no llegaron al 27,5%—, y por si fuera poco bateó solo en seis ocasiones para doble play de 410 comparecencias en el plato. La etapa más reciente de su formación como atleta no la realizó dentro de la denominada pirámide de alto rendimiento, ya que se graduó de uno de nuestros prestigiosos Centros de Enseñanza Militar de nivel superior. Debe ser llamado a uno de los equipos que nos represente en los diversos torneos internacionales convocados.
6. Yasiel Santoya Zulueta (No. 24-Edad 25 años–Batea Derecha-Tira Derecha-Series Nacionales: 8–Peso: 81 Kg-Talla: 1.85m-Municipio: Cabaiguán–Hits: 57-Ave: 331-OIP: 650).
El espirituano devenido matancero no acumuló las comparecencias exigidas para optar por los lideratos ofensivos, no obstante decidimos incluirlo debido a que tuvo la nada despreciable cifra de 200 presentaciones en el home, y porque su cierre arrollador resultó vital para que la novena que lo acogió clasificara por primera vez en veinte años a la postemporada. Víctor confió siempre en sus potencialidades, de las que solo exhibió destellos en su terruño natal al verse imposibilitado de desempeñarse como titular en la formación de los yayaberos, cuajados de figuras establecidas. Con la mitad de los turnos acopiados por la mayor parte de los peloteros Santoya impulsó 49 carreras y anotó 29, producto sobre todo de los 24 extrabases conectados, nueve de ellos cuadrangulares. Remolcó con efectividad incomparable a compañeros separados del plato a menos de 180 pies, al extremo de que el 33,73% de ellos lo agasajaron al retornar al dugout. Su biangular en el séptimo partido frente a su coterráneo Ismel Jiménez, envuelto en una campaña de ensueño en la que consiguió 19 victorias, a la postre significó el paso de los de la “Atenas de Cuba” a la semifinal ante Industriales. Su bambinazo de tres carreras en el cierre del primer episodio del sexto choque con los azules, descifrando un envío del zurdo de La Lisa Ian Rendón, prendió la llama para que los inquilinos del Victoria de Girón sintieran que la porfía ante los capitalinos se extendía al último capítulo, la noche siguiente. Convertido ahora en inicialista, en la nómina de procedencia actuaba como guardabosque, parece destinado a establecerse como cuarto bate de los “Cocodrilos”. En siete campañas con los “gallos” apenas tuvo pálido average de .241, resultado de 122 inatrapables en 506 veces al bate. En todo ese tiempo solo pudo conectar 30 extrabases; 11 de ellos cuadrangulares.
7. Héctor Olivera Amaro (No. 12-Edad: 26-Batea: Derecha-Tira: Derecha-Series Nacionales: 9-Peso: 88 Kg-Talla: 1.87m-Municipio: Santiago de Cuba-Hits: 73-Ave: 341-OIP: 645).
Desde que debutó todos supimos que teníamos delante a un extraclase. Contradictoriamente, la lesión que lo aquejó durante sus últimas incursiones internacionales, lo llevó en la primera mitad de la porfía a aumentar su bateo de largo alcance, a partir de brindarle mayor atención al trabajo con las pesas. Desafortunadamente una lesión lo alejó de la justa cuando aún su elenco no tenía seguro el boleto a la fiesta conclusiva del campeonato. Con Olivera a plenitud, unido claro está al aporte de Reutilio y Navas igualmente con dolencias físicas impostergables (Hurtado fue llevado incluso al quirófano por una fractura en una de sus manos), de seguro las “Avispas” santiagueras habrían picado en la espectacular recta final. Al espigado camarero lo necesitamos totalmente restablecido de cara al III Clásico Mundial, en el venidero mes de marzo. Es un felino en el corrido de las bases, a pesar de que históricamente no explota esa velocidad en el robo de almohadillas.
8. Rusney Castillo Peraza (No. 38–Edad: 24 años–Batea: Derecha–Tira: Derecha–Series Nacionales: 4–Peso: 80 Kg–Talla: 1.78 m–Municipio: Ciego de Ávila–Hits: 125-Ave: 332–OIP: 643).
El de la tierra de la piña demostró que su descollante actuación en la Copa del Mundo de Panamá, en octubre pasado, nada tuvo que ver con el azar. A fuerza de una explosividad a la que desafortunadamente no hemos estado acostumbrados desde hace varios años, Rusney es —ahora mismo— uno de los peloteros más versátiles del país. A la altura de su cuarta incursión en el principal evento hogareño se le aprecian poquísimas lagunas en su desenvolvimiento dentro de las dos líneas de cal. La más llamativa de ellas, entre tantas virtudes, es que se poncha más que las transferencias que recibe (32 BB x 42 SO). En todos los demás aspectos brilló con luz propia, expresión de las 205 bases que recorrió con sus batazos, 46 de ellos extrabases, incluidas 16 películas de largometraje. Sus conexiones propiciaron en 21 oportunidades que su equipo empatara el cotejo o tomara la delantera en el marcador. Fue el único de esta decena de lujo con porcentaje de embasado inferior a 400, pues su OBP quedó en 395. Ojalá que el incremento de pelotas que dispare por encima de las cercas no lo haga abandonar el juego alegre que lo ha transformado en estelar.
9. Guillermo Heredia Molina (No. 54-Edad: 21 años-Batea: Derecha-Tira: Zurda-Series Nacionales: 3-Peso: 73 Kg-Talla: 1.77m-Municipio: Matanzas–Hits: 125-Ave: 343-OIP: 636).
Quizás muchos consideren que es muy temprano para establecer analogías de esa envergadura (otros dirán que estoy bajo el influjo de la “Explosión Naranja-Roja”), pero lo cierto es que Guillermo Heredia representa uno de los más cercanos émulos de Don Víctor Mesa Martínez, que hemos tenido desde que el incomparable center field dejara de calzar sus spikes. Al inicio de la preparación no estaba claro que jugaría como regular, sin embargo el “Ídolo de Sitiecito” le otorgó toda su confianza colocándolo como patrullero central y hombre proa. El exintegrante de nuestra escuadra nacional juvenil no lo defraudó con su desenvolvimiento compacto de principio a fin del certamen. Sus 91 carreras anotadas lo situaron en la cúspide de este importantísimo renglón. Consiguió 38 extrabases, 10 de ellos jonrones. Quizás solo Víctor vaticinó que el movimiento de Heredia, y la ubicación de Ariel Sánchez en el segundo puesto del line up —defendiendo el hijo de Arturo la pradera izquierda—, convertirían al dúo en el mejor one-two de la presente Serie. A los que piensen que exagero otorgándoles tal distinción, por delante de los integrantes de Industriales Irait Chirino y Juan Carlos Torriente, les diré que los coprovincianos del “Príncipe de las Alturas”, Javier Sotomayor Sanabria, aventajan a los capitalinos, entre otros dígitos, en anotadas (158x124); impulsadas (112 x 78); extrabases (74x55); cuadrangulares (20x8); veces en que impulsaron el empate o la ventaja (22x18); bases recorridas (363x298); bases por bolas (94x77) y corredores impulsados en posición anotadora (74x59). El imberbe muchacho de la “Ciudad de los Puentes” tiene, sin embargo, que pulir varias asperezas, una de ellas la poca efectividad en el robo de bases. Al igual que sucede con Liván Monteagudo, representan una rareza en ese sentido, batea a la derecha, aunque su mano de lanzar es la izquierda. Está llamado a custodiar una de las praderas en la selección que defienda nuestros colores en el IV Clásico Mundial, a efectuarse en el 2017.
10. Alexander Malleta Kerr (No. 55-Edad: 35 años-Batea Zurda-Tira Zurda-Series Nacionales: 15-Peso: 98 Kg-Talla: 1.86m-Municipio: Playa –Hits: 91-Ave: 288-OIP: 625).
El fornido defensor del primer cojín cumplió el 20 de febrero, coincidentemente la fecha de inauguración del Victoria de Girón, igual número de onomásticos que el Palacio de los Cocodrilos: 35 años de edad. En particular lo que me llama la atención de Malleta es el desenfado con que está saliendo al terreno, dispuesto no solo a impresionar con la fortaleza de sus conexiones. Una prueba de ello es que solo 14 de sus 34 extrabases fueron cuadrangulares. Tuvo desde la arrancada vista de águila en el rectángulo ofensivo, lo que le permitió negociar 90 boletos de libre tránsito encabezando con comodidad esta faceta. Trajo hacia el plato 74 carreras y tocó el home en 70 ocasiones. No muchos receptores rivales sospecharon les saldría al robo, lo que de alguna manera le hizo adoptar esa decisión en 12 momentos. Demostrando que desplaza su robusta anatomía con velocidad nada despreciable llegó a salvo en 8 de ellos. Su probada fama de bateador oportuno la refrendó al empatar el partido, o facilitar la ventaja, en 21 ocasiones. Lázaro Vargas comenzó el torneo asignándole el tercer turno de la batería pero más tarde lo colocó como cuarto bate, que es en realidad su posición natural en la alineación. En uno de los momentos de mayor entusiasmo de la Serie, Malleta declaró en el Latino que estaba consciente, al igual que sus compañeros de equipo, de la alta responsabilidad que debía asumir especialmente ante las más jóvenes generaciones de aficionados que abarrotaban el “Coloso del Cerro”. El “Ídolo de Playa” se propuso, y lo consiguió con creces, no dejar dudas con respecto a su incorporación al elenco de las cuatro letras, luego de que fuera inexplicablemente desechado de la convocatoria a Panamá y Guadalajara.
Merecen asimismo agasajo por las extraordinarias contribuciones con el madero para sus respectivas camisetas, el tunero Danel Castro (619), el granmense Yordanis Samón (595), el matancero Yadiel Hernández (595), el holguinero Yordan Manduley (594), el inicialista de los “leñadores” Joan Carlos Pedroso (581), el también tunero Alexander Guerrero (564), el yumurino Ariel Sánchez (560), el habanero Irait Chirino (560), el villaclareño Ramón Lunar (556), el industrialista Rudy Reyes (542), el santiaguero Luis Yander La O (538) y el capitalino Yasmani Tomás (538).
Nota: El average incluido es el de la campaña regular recién concluida. El criterio aquí emitido es del colaborador.
(Editado por Antonio Díaz Susavila).
all women cheat find an affair how many people cheat
married and want to cheat reasons why women cheat why do husbands cheat
click here why do men cheat wife cheated
click here why wives cheat on husbands wife cheated
My husband cheated on me go women love to cheat
I cheated on my wife all wife cheat women looking to cheat
bystolic free trial coupon bystolic coupons for free
bystolic discount coupon daliresp patient assistance
lilly cialis coupon go prescription card discount
lilly cialis coupon coupons for prescriptions prescription card discount
lilly cialis coupon go prescription card discount
abortion pill abortion pill abortion pill
 
 
Juego de las Estrellas
 
© 2004 - 2020. BeisSoft v10.1.1 y - CINID. Todos los derechos reservados