Domingo, 19 de Enero del 2020
Publicada: 24/06/2018 9:28:11
Por:
JIT Colaborador
V SERIE NACIONAL SUB 23
La Isla y el primer campeonato de su historia

Los pineros remontaron en el partido final para conseguir el título. La poca oportunidad a la ofensiva condenó a Las Tunas.

Foto: JIT Colaborador
Serie Nacional de Béisbol Sub 23 Años
Accesorios
Imprimir la noticia

La Habana.- ISLA de la Juventud conquistó el título de la V Serie Nacional Sub 23 de béisbol al vencer 4-3 a Las Tunas en un partido trepidante.



Los orientales anotaron en la misma primera entrada debido a error del torpedero Eddy Rodríguez. La selección local empató en la parte baja de la segunda debido, en gran medida, a un error en tiro del receptor Felipe González a la intermedia.



Los campeones orientales no se amilanaron y marcaron otras dos carreras en el tercer capítulo. Era un juego con demasiados nervios e imprecisiones.



De tal forma se mantuvo 3-1 hasta el llamado «inning de la suerte», cuando los pineros fabricaron racimo de tres para sentenciar el desafío.



La Isla no creyó en la tradicional efectividad del relevista Rodolfo Díaz, quien permitió indiscutibles consecutivos de José Luis Bring y Jhon Hardy con las bases llenas que decretaron el marcador definitivo.



Las Tunas pagó con la derrota la poca oportunidad ofensiva al dejar a once corredores en base. La filosofía del juego asiático no le dio resultado al manager Ulises Cintra.



El estratega utilizó cuatro veces el toque de bola en las primeras entradas con muy pocos resultados.



Dos momentos resultaron claves en el triunfo pinero porque marcaron puntos de inflexión en el duelo.



Espectacular fildeo de Jhon Hardy en el tercer acto con dos corredores en base privó a sus rivales de un rally que los hubiera despegado definitivamente.



En el cuarto episodio el abridor Jonathan Carbó propinó un cero de leyenda con bases llenas sin outs.



Muy polémica resultó la decisión de enviar hacia home, con un batazo corto al jardín derecho, al corredor Felipe González cuando venía a empuñar el cuarto madero del conjunto, Denis Peña.



Las palmas para Dioel Reyes, que le dio toda su confianza al primer abridor del equipo. Carbó siempre estuvo encima de un volcán pero aguantó ocho entradas con tres carreras, once inatrapables permitidos, cuatro ponches y ningún boleto.



Raúl Guilarte salvó su decimocuarto juego al retirar a los tres bateadores en el último chance tunero.



La Isla ganó con mucho merecimiento la primera corona de su historia beisbolera. Los jóvenes piratas lucharon sin tregua por conseguir su botín. ¡Felicidades, campeones! (Por: Duanys Hernández Torres)

 
 
Juego de las Estrellas
 
© 2004 - 2020. BeisSoft v10.1.1 y - CINID. Todos los derechos reservados