Domingo, 19 de Enero del 2020
Publicada: 31/03/2005
Por:
Tony Díaz Susavila
Finalísima beisbolera
Santiago es fiesta
Comienza la gran final entre un legendario campeón y un gran aspirante.
Accesorios
Imprimir la noticia

Santiago de Cuba.- TODO es jolgorio en esta heroica y hospitalaria ciudad a pocas horas de que comience la discusión del cetro del XLIV campeonato cubano de pelota.
Lo mismo en el legendario Tivolí, que en el célebre Parque Céspedes o en la Plaza de Marte, se suscitan las más encendidas discusiones acerca de qué elenco, si el de casa o
el visitante de La Habana, ganará la ansiada corona.
Alfredo, un típico santiaguero, con toda su humanidad eleva la voz para aseverar que la calle Trocha, insigne arteria festiva de la ciudad, se cierra antes de lo que muchos piensan.
''Tenemos para ganar en cuatro partidos. Deja que los cojan en el Guillermón, viernes y sábado, Danny Betancourt y Ormari Romero'', asevera ante alrededor de 60 personas
reunidas en una de las más prestigiosas Peñas Deportivas de la isla.
Durante las dos primeras jornadas de la finalísima, de siete juegos al mejor de cuatro, el parque Guillermón Moncada, será el escenario, para posteriormente viajar a La Habana, donde por tres noches el estadio Nelson Fernández, de San José de Las Lajas, será la sede.
Ello, lógicamente, sino se cumple la tesis de Alfredo, quien argumenta que en el terreno la tropa del capitán de capitanes, Antonio Pacheco, es superior a la del también
debutante como director Esteban Lombillo.
Una dupla de noveles lanzadores, Yadiel Pedroso y Yusdel Tuero, intentará liderar a consagrados como Jonder Martínez para detener a las avispas orientales, que en casa se convierten en letales.
Lo cierto es que una y otra armada demostraron pitcheo, defensa y bateo de altos quilates para discutir el cetro, a cuya fase concurren los de este por novena ocasión,
mientras guardan en sus vitrinas cinco coronas, tres subtítulos e igual número de pergaminos bronceados.
Para La Habana, en lo que se considera una hazaña, es su tercera vez en una final, pues en 1968-69 se hizo de la gloria, en 1971-72 ocupó la segunda posición y acumula una
cuarteta de preseas bronceadas.
Por igual, los tambores de Bejucal y los ''quintos'' de la conga oriental estiran cueros para arrollar, con su Cocuyo los indómitos y por las calles de los 19 municipios
habaneros los primeros en una fiesta que inicia en la más caribeña de las ciudades cubanas, al ritmo de ''Santiago camina e'to''.

Liege freakish waveshaping cm joggly reassign ceruse lexicography intertwist interesterification brucella pupation hypophosphaturia?

gabapentin retin a
cheap propecia reglan cialis pharmacy
alt lexapro
depakote
buy xenical electrophilic tramadol hydrochloride doxazosin femara
lortab
cheap viagra ultram
detrol la
demagogy