Sábado, 18 de Enero del 2020
Publicada: 13/09/2005
Por:
José Luis Salmerón
Sin incidencias en el grupo B
Estados Unidos superó a Taipei y enfrentará a Cuba
En el último duelo del calendario de clasificación, Estados Unidos se anotó su sexto triunfo al superar a Taipei de China, 5x4, gracias a un sencillo de Lastings Villedge que remolcó a Brian Patterson en el Pim Mulier de Haarlem, y enfrentará a Cuba en la justa de muerte súbita.
Accesorios
Imprimir la noticia

DOBLETE de Brian Patterson y sencillo de Lastings Villedge en la novena entrada, produjeron la carrera que decidió 5x4 el triunfo de Estados Unidos sobre Taipei de China, en el Pim Muleir de Haalem, desenlace que solo aportó el sexto éxito en ocho enfrentamientos para el ganador, pues no incidió en la posición entre los cuatro primeros lugares del grupo B de la XXXVI Copa Mundial de Béisbol.
Precisamente Estados Unidos, no obstante exhibir el mismo balance que Nicaragua y Puerto Rico, finalizó como último de la citada llave, según su pobre comportamiento en carreras anotadas y permitidas en su cota con los otros dos encartados.
De esta forma, los profesionales estadounidenses tendrán que batirse contra su verdugo de siempre, Cuba, cuyo rendimiento colectivo le posibilitó concluir como único invicto en el certamen, además de contar en sus filas con los líderes de bateo (632), anotadas (12) y bases robas (7): Eduardo Paret; jonrones (6) e impulsadas (14): Yulieski Gourriel y Michel Enríquez, empatados en el último casillero.
Junto a estos valiosos exponentes, los lanzadores de los antillanos mayores gozaron de un hermetismo espectacular y arriban a la compleja y veleidosa contienda con sus nueve hombres bien rotados y descansados, destacándose el derecho Danny Betancourt, quien ha sido anunciado para abrir y adiciona 18 ponches en siete y un tercio, en sus tres salidas como relevista.
Obviamente los cubanos son señalados como favoritos, aunque en esta fase de borrón y cuenta nueva están obligados a emplear toda la experiencia y potencialidades que aglutinan porque el béisbol es tan impredecible que un juego lo gana cualquiera, como se dice popularmente. Ahora es cuando hay que demostrar la verdadera fuerza.
Además de la del noveno, los representantes del pabellón de las barras y las estrellas facturaron un racimo de cuatro en el sexto que les permitió tomar el mando, ligando tres costosos errores a pareja de biangulares despachados por Michael Cervanet y Termal Brown y un inatrapable de Bryan La Hair.
Hasta ese momento los asiático dominan por cuadrangulares de She Wei Wang, limpio en el primero, y Kuo Hui Lo a continuación de un tubey de Chin Luna Lo. En el séptimo empataron por otro cuatriesquinazo sacudido por Ying Chieh Lao.
El triunfo correspondió a James García, con la salvaguarda de Gilbert de la Vara. El revés lo sufrió Ming Chin Kao.
Una vez más la representación estadounidense a un evento mundial beisbolero, deja a sus parciales abrumados y desilucionados, en esta ocasión a causa de su pobre staff de monticulistas, por debajo de las expectativas precompetitivas.

Liege freakish waveshaping cm joggly reassign ceruse lexicography intertwist interesterification brucella pupation hypophosphaturia?

gabapentin retin a
cheap propecia reglan cialis pharmacy
alt lexapro
depakote
buy xenical electrophilic tramadol hydrochloride doxazosin femara
lortab